Uso de Contados

Previous Next

Los contados permiten la creación de albaranes y facturas sin necesidad de abrir previamente una ficha de cliente o proveedor. Las ventas o compras de los contados se agrupan bajo un mismo código genérico. Se utilizan para evitar tener que asignar código propio para operaciones puntuales. Los proveedores marcados como contados  permiten además ser modificados desde la entrada de gastos.

Para definir un contado hay que crear primero un código de cliente o proveedor que se utilizará para ese fin y marcar la casilla de Cliente Contado o Proveedor Contado:



En el momento de crear un albarán se solicitarán todos los datos necesarios para llevar a cabo la factura sin necesidad de tener ficha propia (nombre, dirección, NIF, tipo de IRPF, etc).

El uso de contados supone la ventaja de no tener que abrir ficha maestra del cliente o proveedor para ventas o compras puntuales. Hay que tener en cuenta que todas las ventas o compras de contado se aglutinan en un mismo código, por lo que estadísticamente es posible obtener las ventas o compras totales pero no individualmente.

Los códigos de contado guardan en su factura y albarán los datos fiscales necesarios, incluyendo teléfonos, email y web.